Dido y Eneas clausuró el festival “Del Renacimiento al Barroco”

El Teatro Ricardo atestiguó la obra de Henry Purcell con artistas duranguense
Fue el miércoles 22 de febrero cuando inició el festival “Del Renacimiento al Barroco” organizado por el Instituto Municipal del Arte y la Cultura (IMAC), y fue este domingo cuando se clausuró con la función especial de ópera “Dido y Eneas”.
La obra estuvo a cargo del Coro y Ensamble de Cámara de la Escuela de Formación Musical, Piano y Órgano de Durango, EFOM, bajo la dirección de la Mtra. Salomé Herrera, quien montó este proyecto con estudiantes de la Escuela Superior de Música, en su mayoría los instrumentistas participantes.
La obra “Dido y Eneas” fue escrita en 1683 por Henry Purcell, en la que Eneas, héroe troyano, llega con su tripulación a Cártago refugiándose de la devastación de Troya. Se presenta ante la reina Dido y se enamoran, pero una hechicera del mal no tolera que la reina Dido pueda ser feliz y fragua un plan para provocar su desdicha. La hechicera logra ensañar a Eneas para que abandone Cártago. Cegada por el dolor, Dido se suicida.
El reparto lo integraron Ma. De Lourdes Corral, como Dido, Reina de Cártago; Francisco Ávila Casas, Eneas, Príncipe Troyano; Fabiola Ontiveros como Belinda, hermana de Dido; Ma. De Lourdes Luna, hechicera; Cinthia Luna y Andrea Alexander Anderson como brujas; Dalia Valeria Herrera, Dama; Juan Manuel Flores como Marinero, además de Bertha Alicia Castillo como el espíritu representando a Mercurio o su enviada.
La dirección de coros estuvo a cargo de Cinthia Luna y Kevin Alejandro González, mientras que como sopranos estuvieron Andrea Alexander Anderson, Bertha Alicia Castillo, Cinthia Luna, Dalia Herrera, María de Lourdes Luna, Mirna Judith Martínez, Claudia Rubio, Andrea Nápoles.
Como tenores se contó con la participación de Alberto Carrera, Daniel Elizalde, Juan Manuel Flores, Oscar André González, Kevin Alejandro González; como contraltos Flor María Frías y María Fernanda Cinseros; como bajos Miguel Ángel Hernández, Ricardo Luna y Tomás Romero.
El ensamble de cámara de la EFOM estuvo integrado por Martin Efrén Olivas (concertino), Héctor Franco y Karla Ávila Lira en los violines I; por su parte estuvieron también Lluvia Sánchez, Guadalupe Díaz, Karime Hageny Brenda Ávila en los violines II.
También se contó con instrumentistas como Xally González y Diana Franco en violas, Dan Mizraim Navarro y Daniel Simental en violoncellos, el Mtro. Arturo Salas Nevárez en contrabajo, Luis Gustavo Galván en el oboe, Juan Carlos Mendoza en percusiones, Alain Omar Murillo en clavecín.
Esta ópera ya se había montado en Durango hace bastante años en la Casa de la Cultura teniendo en el papel de Dido a Rosalinda Calderón con el coro de la Casa de la Cultura y desde entonces participa el maestro Arturo salas en el contrabajo, “ha sido una obra que me trae muy buenos recuerdos, recuerdos de amistad, humanos, y de música muy bonita”, comentó la Mtra. Salomé Herrera.
“Esto es un trabajo formativo estudiantil y que se nos haya tomado en cuenta es halagador porque inspira a trabajar más, a mejorar la calidad; todos los integrantes han puesto mucho empeño en hacer las cosas lo mejor posible porque a pesar de que no se cuenta con todo lo necesario, como espacio para trabajar, lo hacemos con todo el entusiasmo posible” agregó la directora Salomé quien comentó también sentir muy alagada de clausurar el festival barroco, además de asumir con gusto tal responsabilidad